BERBERECHOS

Una manera muy fácil de preparar un aperitivo y mucho más rica que las latas en conserva. Si no los has probado naturales y recién cocidos al vapor te lo aconsejo.

En mi casa además siempre se han tomado nada más sacarlos de la cazuela, para que estén un poco templaditos y con limón.


INGREDIENTES:

Berberechos.
Limón.

PREPARACIÓN:

Lo primero que tienes que hacer es ir al mercado y comprar unos buenos berberechos, gorditos, frescos y si es posible sin arena, pero eso no lo sabrás hasta que los comas....
La mejor manera de conservarlos en la nevera es es la misma red en la que te venían al comprarlos y con un platito debajo porque suelen soltar líquido. No los conserves mucho tiempo, lo mejor es que los compres el día que los vayas a consumir para que sean 100% frescos.
Para limpiarlos de arena, tienes que hacerles varios lavados, en una fuente grande y honda, o en la misma pila bien limpita, llenala de agua y remueve los berberechos para que vayan soltando arena si es que la tienen, repite ésta operación hasta que veas que el agua sale totalmente limpia.
Para hacerlos ponlos en una cazuela, con una gotita de agua (hay personas que no ponen nada de agua, yo pongo un chorrito) y ponlos a cocer con la cazuela tapada. Cuando se hayan abierto retíralos del fuego. No debes dejarlos mucho tiempo una vez que se abren porque si no se secarían mucho y te comes algo con textura de chicle más que un berberecho.
Para comerlos nosotros siempre hacemos una cosa, que es poner en una jarrita pequeña, un poco del líquido colado que han soltado los berberechos y limón exprimido, la cantidad debe ser mitad y mitad, y esa mezcla la echamos sobre la concha del berberecho y de ahí a la boca.
Espero que os gusten...además tienen mucho hierro y proteínas y muy pocas calorías. 

Comentarios

Entradas populares