PERCEBES


Rey de los crustáceos, se agarra a las rocas en las que chocan las olas y están situadas entre las mareas.
Son muy peligrosos a la hora de recoger, se encargan de ello los percebeiros poniendo practicamente su vida en peligro.
Su sabor es a puro mar y su textura blandita y tipo gelatinosa.


PREPARACIÓN:

En una cazuela se pone aga a hervir con unas hojas de laurel y cáscara de limón. La cantidad de agua que debemos poner debe cubrir sobradamente a la cantidad de percebes que luego incluiremos.
Echamos sal, la cantidad de sal debe ser la suficiente hasta que sepa el agua a agua de mar, eso es lo que dicen los que saben de ésto.
Cuando el agua empieza a hervir se echan los percebes, el hervor parará al echar los percebes, cuando rompa a hervir de nuevo es cuando habrá que sacer los percebes.
Se pueden y yo diría deben, comer templados.
Hay que tener en cuenta que el percebe adquiere más sabor a sal según pasa el tiempo, así que lo mejor es cocerlos para comer en el momento y no dejarlos por ej de la comida a la cena.

Comentarios

Entradas populares