CREPES DE SALMÓN


El crepe es una receta de orígen francés.

Se trata de una tortita hecha a partir de una masa de harina, huevos, leche y mantequilla.

Se pueden tomar tanto con alimentos saladas como con alimentos dulces, siendo así un plato o un postre muy rico.

Son consumidas a nivel mundial y podemos hacerlas en casa, comerlas en una crepería (las hay en casi todo el territorio español) así como tomarlas en un puesto en una calle de París o cualquier lugar de europa, con sus variantes pero manteniendo su esencia. En España podemos encontrarlas, por ejemplo, en Galicia, donde se denominan filloas.

En esta ocasión las he preparado rellenandolas con bechamel y salmón. Espero que os guste la receta.






INGREDIENTES:

Para hacer las crepes (te saldrán unas 8, aunque la receta la estoy explicando como para 2 personas, por lo que puedes guardar las que te sobren para hacer un postre o cualquier otra receta.)

250gr de harina.
4 huevos.
2 cucharadas soperas de azúcar.
1 pizca de sal.
1/2 l de leche.
50gr de mantequilla.

Para hacer la bechamel:

100gr de harina.
5 cucharadas de aceite de oliva.
1/2l de leche.
Sal.

Resto de ingredientes:

1 lomo de salmón de unos 300gr.
2 dientes de ajo.
3 cucharadas soperas de aceite de oliva.
Sal.
Pimienta.
Huevas de lumpo o sucedáneo de caviar....
Opcional eneldo.



PREPARACIÓN:

Para preparar crepes:

Mezclamos todos los ingredientes para hacer crepes excepto la mantequilla.

Lo mezclamos con varillas o batidora.

Dejamos reposar la masa 5 minutos.

Ponemos a calentar una sartén de diámetro grande y, cuando esté caliente, ponemos una cucharadita pequeña de mantequilla que extenderemos por toda la sartén. Una vez derretida echaremos un cacito de nuestra masa esparciéndola muy bien por toda la sartén.
Debe ser una capa finita de masa y bien extendida.

Una vez que se haya hecho damos la vuelta para que se haga por la otra cara.

Repetimos la operación de la mantequilla con cada una de las tortitas.

Una vez las tengamos todas las reservamos y seguimos haciendo la receta.


Para preparar el salmón:

Ponemos el aceite a calentar en una sartén.

Cuando está caliente añadimos los 2 dientes de ajo pelados y cortados en trozos grandes (ya que luego los retiraremos).

Una vez se hayan dorado los retiramos y añadimos nuestro trozo de salmón salpimentado a la sartén dejando que se haga bien por todos sus lados y por el centro.

Una vez hecho retiramos y, cuando esté templado, lo desmigamos (lo partimos en trocitos) y reservamos.



Para preparar la bechamel:

Ponemos a calentar la mantequilla en una sartén o cazo.

Una vez esté derretida vamos añadiendo la harina despacio y removiendo mientras tanto con varillas.

Una vez cambie de color blanco a dorado empezamos a añadir la leche poco a poco y sin dejar de remover.

Sazonamos y no dejamos de remover hasta que haya espesado lo suficiente.

Añadimos entonces el salmón desmigado y removemos.



Para completar el plato ponemos una crepe en un plato y añadimos nuestra bechamel con salmón.
Puedes dejar un poco de salmón para decorar por encima junto con unas huevas de pescado y un poco de eneldo.












Entradas populares