TARTA SAN VALENTÍN, CON MUCHO AMOR Y ALGO DE NUTELLA.

Es una tarta perfecta para San Valentín, día de los enamorados o cualquier fecha en la que demostrar afecto o mucho amor.

Está compuesta por tres capas de bizcocho rellenas de buttercream de Nutella y coronada por unas guindas y un poco de sirope de chocolate (y si es para adultos que tomen alcochol aconsejo un chorrito en la buttercream).

Yo no estaba muy inspirada en la decoración, seguro que a vosotros se os ocurre algo mucho mejor.

Si eres de los que piensan que una imagen vale más que mil palabras esta es tu tarta.


INGREDIENTES:

Para el bizcocho:

120 ml de leche.
Limón.
55 g de mantequilla sin sal.
150g azúcar.
1 huevo.
Aroma de vainilla, fresa, chocolate.....el que prefieras.
150g de harina.
1 cucharadita de vinagre blanco.
1/2 cucharadita de bicarbonato.


Para la buttercream de Nutella:

250g de mantequilla sin sal.
200g de Nutella.
3 cucharadas soperas de leche condensada.
Opcional algún licor, una cucharada sopera aprox.

Para la decoración:

Guindas y sirope de chocolate, pero puedes usar frutos rojos, fruta fresca, chocolate en virutas...lo que tu imaginación te diga.



PREPARACIÓN:

Para el bizcocho:

Precalentar el horno a 175º con calor arriba y abajo.

Untar la bandeja de horno o fuente que vayamos a utilizar con matquequilla y luego espolvorear harina (para que luego no se pegue). Yo he usado una en forma de corazón (y cortado horizontalmente en tres partes) pero si no tienes puedes utilizar la misma bandeja de horno, untar la mantqeuilla y harina como he indicado o poner papel de horno y luego, una vez hecho el bizcocho y frío, hacer tres corazones lo más simétricos posibles y rellenarlos.

Ahora hacemos una especie de suero de leche, lo hay en tiendas especializadas, pero yo lo hago casero, para ello ponemos la leche en un cuenco y echamos unas 10 o 12 gotitas de limón, ésto hace que la leche quede como cortada, no te asustes si ves grumos, en eso consiste, así luego el bizcocho quedará especialmente esponjoso y jugoso. Debes hacerlo al principio de todo porque esta mezcla de leche y limón debe reposar unos 5 minutos.

En un cuenco ponemos la mantequilla a temperatura ambiente, yo aconsejo unas 3 horas fuera de la nevera y la batimos con varillas eléctricas hasta que quede cremoso, entonces añadimos el azúcar y batimos hasta que esté bien integrado, mezclado y cremoso.

En ese momento añadimos el huevo y el aroma que prefiramos y mezclamos bien.

A continuación tamizamos la harina, osea, colarla o pasarla por un tamiz, cuanto más fino mejor.

Echamos poco a poco harina a nuestra mezcla del bizcocho, aproximadamente la mitad, y mezclamos. Entonces ponemos la leche "cortada" y mezclamos también. Cuando esté bien mezclado añadimos el resto de la harina y mezclamos hasta que esté todo bien integrado.

Ahora, en un vaso, echamos el vinagre y añadimos el bicarbonato, removemos con una cuchara y rápidamente (mientras siga burbujeando) lo añadimos a nuestra masa y mezclamos todo muy bien.

Ahora lo ponemos en el molde y horneamos a 175º.

El tiempo depende mucho del molde que uséis. Por ej si usáis la misma bandeja de horno (en la que la masa será como de un cm de altura), el bizcocho estará horneado en 15 min, pero si vuestro molde tiene poco diámetro y el bizcocho es muy alto os puede tardar media hora.

Lo mejor es vigilarlo bien y, ante la duda, meter un palo metálico de brocheta o un cuchillo y, si sale limpio, ya está listo.

Dejar enfriar bien el bizcocho, a ser posible sobre una rejilla.


Preparación de la crema:

Poner la mantequilla a temperatura ambiente en un cuenco y batir con varillas hasta que quede cremoso.

Añadir Nutella y mezclar.

Añadir la leche condensada y mezclar.

Si se va a usar licos añadirlo y mezclar.

Montaje:

Poner una capa de bizcocho y encima buttercream, lo mejor es rellenarlo con manga pastelera.

Poner otra capa de bizcocho y buttercream.

Terminar con otra capa de bizcocho y decorar con la manga con la decoración que más te guste.




Entradas populares