TRUFAS DE CHOCOLATE FACILES

Cuando era pequeña y había algún cumpleaños familiar nunca faltaba la típica bandeja de pasteles variados y, entre todos ellos, estaban esas deliciosas trufas con fideos de chocolate. Eran mi perdición, no probaba otra cosa de la bandeja que no fueran las trufas......quién me iba a decir a mi que iba a acabar siendo una cocinillas y a terminar haciendo yo misma el dulce de mi perdición.

Pues así es, he hecho unas cuantas (unas 40) que he congelado en una tartera bien cerrada para que no coja olor a las cosas que tenemos en el congelador. Se pueden congelar perfectamente, aunque las que llevan cacao en polvo por fuera no quedan bien de aspecto al sacarlas, quedan como con manchitas de humedad, el resto perfectas y perfectas de sabor. Con sacarlas 5 minutos antes de consumir es suficiente, no queda textura de congelado sino suave y fría.



INGREDIENTES ( para unas 40 trufas de unos 2 cm de diámetro)

200g de chocolate negro, si lo pones muy puro, de 90% o 80%, échale 3 cucharadas de azúcar al chocolate fundido. Si eres goloso también)
200ml de nata para montar.
1 cucharada sopera de Baileys o tu licor favorito, si van a tomarlas los niños pues nada.
Para decorar puedes usar caco en polvo, coco rallado, virutas de chocolate, bolitas de caramelo para decoración de postres o almendras picadas, pistachos, nueces......

PREPARACIÓN:

Trocear el chocolate y meterlo al micro o ponerlo al baño María. Yo lo hago al micro normalmente. El recipiente en el que lo pongas tiene que ser de cristal, poner el micro a temperatura baja y vigilarlo de 30 en 30 segundos, para que no se te queme.

Cuando el chocolate empiece a fundir, aunque aún haya muchos trozos por deshacer, sácalo del micro y remuevelo un par de minutos, normalmente con el calor del recipiente y del resto del chocolate se acaba de fundiendo solo y te evitas meterlo de juevo al micro y pueda quemarse. Si aún quedan trozos sin deshacer pues lo ponemos otros segundos al microondas para que acabe de fundir.

Lo sacamos y dejamos que repose en el recipiente, removemos de vez en cuando para que atempere un poco (es el momento de echar el azúcar si deseas ponerlo).

Ponemos ahora la nata en un cazo y llevamos a ebullición. En ese momento en que rompe lo echamos sobre el chocolate y removemos bien hasta que se haga una mezcla homogénea.

Agregamos la cucharada de licor y mezclamos.

Dejamos que se enfríe fuera de la nevera y lo metemos después a refrigerar, unas 4 o 5 horas. Entonces lo sacamos y haremos bolitas.

A la hora de hacer bolitas, si la masa es muy blanda mételo de nuevo a la nevera y espera un par de horas. Si no moldea y haz las bolitas.

Pon en vasos la decoración que vas a usar, yo utilicé (de izda a derecha) almendras troceadas, bolitas de caramelo, virutas de chocolate, coco rallado y caco en polvo.

Pon en un vaso la decoración que deseas, mete la bolita y haz movimientos giratorios, la bolita quedará impregnada de tu decoración.

(Si a la hora de hacer las bolitas se te manchan mucho las manos y se te pega la mezcla de chocolate, lávalas y secate bien y repite la operación tantas veces sea necesario, yo tuve que hacerlo por lo menos cada dos bolitas).



Entradas populares